La república. La reforma tributaria intranquiliza empresarios e inversores extranjeros.

17.10.17 7

Ante la expectativa del cierre de 2017, la coyuntura nacional y las perspectivas de los negocios en el país desde el panorama legal, AL conversó con Santiago Wills, director del área de Comercio Internacional y Protección de Inversión del bufete Lewin & Wills.

¿Cuál ha sido el papel reciente de la firma en los listados de Chambers & Partners y Legal 500? Desde el inicio de las publicaciones de Chambers Latinoamérica, Legal 500 y Latin Lawyer 250, Lewin & Wills ha sido siempre catalogada en banda 1 como una de las firmas líderes en derecho tributario en Colombia.

Así mismo, sobre especialistas en planeación patrimonial de familias e individuos (High Net Worth) Lewin & Wills también ha sido reconocida como una de las firmas líderes en este tema en el país. Igualmente, en comercio internacional y protección de inversión el despacho ha sido altamente reconocido tanto por Chambers como por Latin Lawyer 250.

¿Cuáles han sido las áreas que más se han movido este año? Las áreas de impuestos, planeación patrimonial, comercio internacional y derecho cambiario han tenido gran movimiento, en parte por los cambios en las respectivas regulaciones. El área de derecho corporativo también ha tenido gran movimiento, llevando a cabo importantes transacciones de fusiones y adquisiciones, actuando como asesores tanto del lado del comprador como del lado del vendedor. Por nuestra especialidad en impuestos y derecho cambiario, ofrecemos un alto valor agregado para la estructuración eficiente de este tipo de transacciones.

¿Cómo ve el comercio en este momento? El tema de la balanza comercial negativa es algo que asusta a muchos y se utiliza, equivocadamente, pienso yo, como indicio de una economía que no se recupera. Afirmar que vamos mal simplemente por tener más importaciones que exportaciones es una visión mercantilista que está mandada a recoger. Dicho esto, tampoco significa que no se deba trabajar en el aumento de exportaciones no minero energéticas, para dejar de depender de productos como el petróleo. Tenemos que hacer que nuestras exportaciones sean más competitivas, derrumbando barreras internas en Colombia, como la deficiente infraestructura que incrementa costos de transporte interno; los altos impuestos para las empresas; el alto costo de la energía; entre otras. También creo que ha hecho falta aprovechar mejor las herramientas que ofrecen los TLC vigentes e incluso la misma OMC, tanto en comercio de bienes como en comercio de servicios.

En su experiencia, ¿cómo ve la estabilidad jurídica y situación del país?

La inestabilidad jurídica es algo que preocupa mucho a los inversionistas extranjeros. Para ellos es inaudito que las reglas de juego cambien drásticamente en el transcurso de muy corto tiempo. No en vano, desde hace un par de años varios inversionistas extranjeros están ejerciendo su derecho bajo los acuerdos internacionales de inversión vigentes para Colombia, reclamando por recibir un trato injusto e inequitativo. Además, el país ha estado viviendo una situación de incertidumbre normativa, en parte por las reformas que trae el Acuerdo de Paz, y la reforma tributaria de 2016 que no sido totalmente reglamentada aún, o la expedición del nuevo estatuto aduanero. En muchos casos la interpretación ambigua de las normas por parte de las autoridades, entre otras cosas preocupan a los inversionistas. Esta incertidumbre no ha permitido que empresarios e inversionistas extranjeros realicen operaciones y transacciones tranquilamente, pues el resultado de ellas se vuelve incierto. 

Prev El espectador. China apresura al mundo hacia un futuro con autos eléctricos.
Next Portafolio. Scania lanza bus euro vi y se alista para llegar a nuevas líneas de TM.
publicidadsigtransweb
40años