×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 328

El Espectador. La reforma tributaria está recargada contra la clase media.

24.10.16 2

Un largo período de zozobra terminó con la presentación al Congreso del proyecto de reforma tributaria para su discusión y segura aprobación. La clase media tendrá que meterse más la mano al bolsillo y nuevos asalariados formarán parte de la base tributaria de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). Las empresas van a sentir un importante alivio. En la letra menuda del proyecto de 311 artículos todavía hay muchas sorpresas. Santiago Rojas, director de la DIAN, admite que la iniciativa va a impulsar la inflación por el incremento de la tarifa del IVA del 16 % al 19 %.

¿Qué espera el Gobierno con la reforma tributaria estructural? El proyecto de reforma tributaria tiene dos propósitos fundamentales: en primer lugar busca garantizar la estabilidad económica de Colombia generando los recursos que necesita el país para mantener los programas sociales. El segundo propósito es impulsar la creación de empleo formal y de calidad a través del impulso a la inversión. Esos dos componentes unidos son el elemento fundamental que queremos impulsar con esta reforma tributaria estructural.

¿De verdad es estructural? Sí, porque tiene los dos elementos: el de la generación de recaudo que requiere el país para el futuro, y en segundo lugar porque reforma el sistema tributario nacional recomponiendo las cargas tributarias haciéndolas mucho más simples, usando la equidad, la progresividad e impulsando la inversión para generar empleo.

¿Cuánto espera recaudar el Gobierno con la reforma? La reforma va a generar unos ingresos tributarios que aumentan gradualmente. El próximo año lo esperado es de $7 billones, que equivalen a 0,8 % del PIB, hasta llegar a 2,7 %, que equivale a cerca de $27 billones en 2022. Eso incluye el mantenimiento del gravamen del cuatro por mil, que a partir de 2019 va a ser desmontado.

¿Qué tanto elevará la inflación la reforma tributaria? En este momento lo que se ha planteado es que el efecto en la inflación es por una sola vez. Los cálculos iniciales establecen que podría tener un efecto en la inflación por un año de 0,8 %. Sin embargo, es más costoso para el país en términos de empleo, de la misma inflación y del crecimiento económico, si no se hace la reforma.

¿Sabe el Banco de la República de estos cálculos o los va a tomar por sorpresa? Sí lo sabe, no los coge por sorpresa. En un foro, uno de los miembros del Banco de la República dijo exactamente eso: que el efecto sobre la inflación es menor por una sola vez y que el verdadero costo para el país es no hacer la reforma tributaria.

¿Qué deben espera los colombianos de a pie de esta reforma? Lo más importante es que esta reforma va a permitir, de un lado, una economía sólida que genera empleo formal y de calidad. Adicional a eso el ciudadano tiene que saber que la reforma, como está estructurada, es muy progresiva, es decir, que está garantizando que quien gane más sea quien más pague. El Gobierno tomó una decisión importante en el proyecto de ley, en el que no está incluyendo IVA a productos que no tenían, como la salud y la educación. Alimentos como el pollo, la carne, el huevo, no pagarán IVA, entre muchos otros; las frutas y verduras tampoco.

¿Hasta qué punto la reforma va a tocar el bolsillo de los asalariados y de la clase media? El 90 % de la población no va a tener que declarar renta. Actualmente lo hacen los que tienen unos ingresos superiores a $3,4 millones mensuales y la propuesta que está a consideración del Congreso indica que a partir de 2018 comenzarán a declarar renta aquellos colombianos con ingresos superiores a $2,8 millones. No todos los que declaren tienen que pagar. En todo caso, las tarifas que se están proponiendo contemplan que quien gane alrededor de $3,5 millones va a declarar el 1 % de sus ingresos como impuesto de renta. Esa tarifa va aumentando en la medida en que la persona gane más: con $4 millones pagará $87.000 mensuales, el colombiano con salario de $5 millones va a pagar $194.000. El que gane $8 millones mensuales pagará $549.000, el que gane $12 millones mensuales va a pagar $1,2 millones y quien obtenga $17 millones pagará $2,6 millones.

¿A qué sectores de la población le va a pegar de frente la reforma tributaria? A los que tienen altos ingresos. Por el esquema de personas naturales y porque se van a gravar los dividendos.

¿En cuánto se van a gravar los dividendos? La propuesta dice que sí usted gana dividendos por menos de $17 millones al año, no paga impuesto. Pero por encima de esa cantidad hasta $30 millones pagará el 5 % y si supera los $30 millones al año cancelará el 10 %. Esas personas que reciben cientos de millones de dividendos al año hoy no estaban pagando nada.

Negocio de barrio. ¿Qué va a pasar con los pequeños negocios de barrio? ¿Por qué le temen a la reforma? El mono tributo es un beneficio muy grande para los pequeños comerciantes. En primer lugar, el pequeño comerciante, la peluquería que hoy tiene ingresos de menos de $40 millones, que no tiene que declarar renta, no lo va a hacer y no tiene por qué acogerse al mono tributo. Aquel pequeño comerciante con un local de menos de 50 metros cuadrados, que hoy debería estar pagando renta porque tiene ingresos entre $40 y $104 millones al año, podrá escoger entre seguir declarando renta, que le implica pagar alrededor del 3 % de sus ingreso, o acogerse a la figura del mono tributo.

¿En qué consiste ese mono tributo? Es una suma mensual que pagará a la DIAN: $40 mil si tiene ingresos entre $40 y $60 millones; $60.000 con ingresos entre $60 y $80 millones u $80.000 con ingresos entre $80 y $104 millones. Paga ese impuesto, no tiene que declarar renta y obtiene beneficios como estar afiliado a los riesgos laborales y va a tener un ahorro para la vejez. Para vender más va a tener Datafono, pero no pagará la retención en la fuente del 1,5 %. Eso le va a ayudar a formalizarse y acceder a los créditos bancarios.

¿El pequeño y el peluquero del barrio deben seguir tranquilos? Si no está vendiendo más de $40 millones al año no debe pagar renta hoy, ni lo hará el próximo año. Pero si pasa esa cifra, tiene que responder con las obligaciones tributarias y pagar una tarifa del 3 %. La decisión es acogerse al impuesto de renta o al mono tributo.

¿Cómo queda el IVA? La propuesta del Gobierno es que todos aquellos productos que estaban sin IVA, empezando por alimentos como las frutas y verduras, la carne, el pollo, los huevos, la leche, continúen sin ser gravados. Hay algunos productos que de tiempo atrás pagan un 5 %, como las pastas y los aceites, entre otros, y seguirán igual. Hay una propuesta de aumentar la tarifa general del 16 % al 19 %. Es un esfuerzo grande por parte de los colombianos que va a permitir mantener los programas sociales. El grueso de la canasta familiar se encuentra entre los productos que no tienen IVA.

¿Ese nuevo escenario de precios desde cuándo lo van a sentir los colombianos? Va a haber un período de transición para poder remarcar los precios, de un par de meses, no es inmediato. Los productos que hoy pagan el 16 % van a pagar el 19 % y será el mercado el que determine cuál va a ser el precio de venta al consumidor.

¿Cuál es el verdadero ‘coco’ de la reforma tributaria? Yo no hablaría de ‘coco’. Es una reforma responsable, integral, en donde cada uno de los aspectos busca garantizar la estabilidad económica del país con la posibilidad de que Colombia crezca y genere más empleo de calidad, que fomente la inversión y mantenga los programas sociales. Todo eso tiene algunos elementos difíciles, no hay que ocultarlos, el IVA del 16 % al 19 %, es un esfuerzo grande para los colombianos, pero eso hay que hacerlo. A los asalariados el impuesto se les va a aumentar, los de altos ingresos van a tener que pagar muchos más impuestos, a las empresas les va a ir bien; se les va a disminuir el impuesto de renta porque son las que generan empleo.

¿Se mantienen los beneficios para los libros en Colombia? No queremos que se afecte en absoluto la lectura en Colombia. El libro sigue manteniendo el mismo beneficio, es un bien exento de IVA, ahí no hay ningún cambio. El productor de libros puede recuperar los IVA pagados. A los autores se les mantienen los beneficios y de renta exenta por sus derechos de autor. Hoy las empresas editoriales tienen que pagar el 9% de impuesto bajo el CREE para no pagar parafiscales, las editoriales que tengan utilidades hasta por $1.000 millones continuarán con el mismo 9 %. Se seguirá protegiendo a la industria editorial independiente que hacen libros culturales y científicos.

¿Cómo va a hacer el Gobierno para convencer al Congreso de que esta reforma es buena?  Esta reforma fue realizada con base en unas recomendaciones de unos expertos que trabajaron de manera responsables para presentar el informe. Se acogieron algunas recomendaciones muy importantes. Es una reforma pensada en el largo plazo. Cuando se mira de manera integral el Congreso va a entender que todos los colombianos vamos a tener que hacer un esfuerzo para contribuir al desarrollo del país.

¿El Gobierno busco allanar el camino para la aprobación de la reforma excluyendo gravar las pensiones altas y exonerando a las iglesias de tributar? Ambos temas fueron estudiados con mucho detenimiento. El Gobierno no quiere gravar a los pensionados. Este Gobierno considera que no es conveniente gravar las pensiones en Colombia. Y en cuanto a las iglesias, respetamos los cultos religiosos, somos respetuosos de la libertad de cultos, consideramos que una entidad sin ánimo de lucro que invierte esos recursos en la actividad social que está adelantando tiene derecho, como entidad sin ánimo de lucro, a no pagar impuestos. 

Prev El Colombiano. Lo que produzca la reforma tributaria alcanzaría para un año.
Next El tiempo. Así sentirá la clase media el impacto de la reforma tributaria.
publicidadsigtransweb
40años